Página 1 de 1

Artefactos - Madera

Recubrir macetas con madera
Posted by admin on 23.12.2010

Esta es una idea de cómo se pueden aprovechar los restos de friso y al mismo tiempo embellecer unas macetas de plástico.

Maceta de plástico

La maceta

En casa, posiblemente tengas macetas de plástico en el balcón o jardín.

Ya sabrás que, con el tiempo y la exposición directa al sol, éstas se vuelven pálidas y quebradizas. Pues bien, no las tires.

En este post voy a recubrir una maceta con madera, utilizando restos de friso de trabajos anteriores. Me vendrán como anillo al dedo.

La maceta a de ser cuadrada o rectangular y puede tener cualquier tamaño. No voy a poner medidas ni nada, pues seguramente tu maceta sea de distinto tamaño. Lo importante es pillar es la idea.

Dicha idea consiste en hacer un armazón con listones de madera y luego forrarlo con friso. 

Fabricando un armazón

El armazón es muy fácil de hacer, además no tiene que estar ni siquiera bonito pues quedará oculto tras el friso. Puedes aprovechar maderas manchadas o con defectos, eso da igual.

Yo he procedido de la siguiente manera. He aprovechado los listones que me sobraron de montar el friso para hacer los dos marcos. Los he ensamblado usando uniones dentadas en esquina y cola de carpintero.

ensamblado tipo detado

detalle de la unión

dos marcos terminados

La maceta debe entrar dentro del armazón pero no colarse en el hueco, así que ten en cuenta este detalle o la hora de calcular el tamaño del marco.

Seguidamente, usé varios trozitos de listones para fijar la altura de la maceta. En mi caso son de unos 15cm. Con poner dos por cada lado es bastante. Lo he unido con tubillones y cola de carpintero.

armazón casi terminado

armazón terminado con maceta presentada

Como podréis ver en la fotografía, el ala de la maceta reposa sobre el canto del marco pero sin sobrepasarlo, en caso contrario nos entorpecerá a la hora de hacer el recubrimiento.

Para finalizar la estructura, se pueden colocar un par de listones a modo de base o patas.

El Friso

El friso que he usado es de pino natural sin tratar. Son restos de cortes, algunos frisos descartados por su veta, nudos demasiado grandes, etc.

Si habéis leído algunos de mis los posts anteriores ya conoceréis mi predilección por xyladecor, así que no es necesario que vuelva a explicar todo este paso ( Ver Preparar friso).

Se corta el friso a la altura desea, pero sin que sobresalga mucho por arriba.

restos de friso

colocando el friso

Remate superior

En la parte superior es necesario colocarle un remate. Yo lo hice cortando varios frisos a lo largo a una anchura de 5 cm. aprox.

Luego para darle algo mas de gracia, le practiqué un bisel o chaflán con la fresadora. Para esto hay fresas con ángulo de 45º

listonesbiselado con fresadoraresultado final
El siguiente paso fue colocarlo usando la ingleteadora, similar a montar un marco de un cuadro.
Para finalizar, lijar, tintar y barnizar todo.

remate terminado

Aquí os dejo una foto para que veáis como queda el trabajo finalizado.

tintada y barnizada

resultado final  de recibrimiento de maceta con madera.

Aquí se aprovecha todo.


Revestir una pared con madera
Posted by admin on 09.09.2010

He decidido colocar friso en las pareces de esta habitación. En este post os mostraré como preparar la pared y como colocarlo.

Foto de la pared que quiero forrar de madera

El friso

El friso son listones de madera machihembrada que se usan para revestir paredes y techos. Se puede encontrar en madera natural ó tratada con tintes de muchos tonos y colores. En mi caso, he comprado friso de pino natural sin barnizar. El motivo de comprarlas así y no preparadas, es porque quiero tintarlas en color castaño para igualar el tono con los muebles de la habitación.

Se pueden comprar en almacenes de madera y centros de bricolaje. El precio ronda los 17€ el paquete de 10 piezas (10cm x 270cm) de pino natural.

Posibles problemas con el friso

El friso de madera de pino es un producto que suele ser relativamente barato, no obstante hay que tener en cuenta las calidades.

La calidad de un friso reside en las siguientes características:

  • Perfección en su fabricación. Las piezas han de encajar perfectamente. No deben de presentar deformaciones ni con agujeros. Cuando el friso es muy barato, es más probable que algúnos frisos del paquete estén mas curvados que la cama de un loco y no halla la forma de que encajen unos con otros.
  • Homogeneidad de tono y veta. El frisos de calidad suele ser muy homogéneo en tono y vetas. Las vetas de la madera son muy bonitas pero si en un paquete te vienen una ó dos  piezas mas oscuras que el carbón, lo tienes chungo para combinarlas con el resto.
  • Garantía. Hay fabricantes que te garantizan la calidad. Si detectas piezas dañadas ó muy deformadas te las cambian.

Después de esto ya estáis avisados, así que no compréis el mas barato sin mas. Hay que mirar bien.

Preparaciónfriso tintado con tinte xyladecor castaño

El procedimiento es el de siempre: lijar, protector/tinte y barniz.

Lijado
Las que he comprado están muy bien terminadas así que les daré un lijado suave simplemente para eliminar posibles restos incrustados. Para esto usaré la lijadora con papel de grano fino (entre 160 y180).

Es un proceso simple que no requiere de mas detalles.

Protector con Tinte
En otros posts os he hablado del tinte. Me gusta mucho mas usar un tinte y luego barnizar, que aplicar directamente un barniz-tinte.

El tinte, aparte de sus cualidades de protección y demás, nos permite ajustar

mejor el tono final de la madera. Para este trabajo voy a usar el tinte xyladecor castaño. El tinte es producto compuesto de pigmentos en suspensión en una solución alcohólica de muy escasa densidad. Cuando lo aplicas notas como la madera absorbe el tinte como una esponja.
Se pueden mezclar diferentes tintes, del mismo fabricante, para conseguir tonos especiales.efecto del tinte en la madera
Una vez aplicada la primera mano hay que dejar secar y si el tono aun no es suficientemente intenso se puede aplicar otra mano. Yo necesito darle dos manos para que quede perfecto.

Barniz
Como barniz he usado un barniz acrílico mate. Este lo he usado muchas veces por su resistencia a golpes y arañazos, pero sobre todo por que no deja olor ninguno tras su aplicación. Se puede aplicar a pistola, brocha ó rodillo. Eso es cuestión de la maña que tenga cada uno.

Hasta que no pasen 24 horas no es recomendable manipular mucho los frisos así que lo mejor es dejarlos descansar lo mas horizontal posible. Nunca los dejéis en vertical pues al día siguiente os los encontrareis como una torcida con forma de C.

pared con rastreles para colocar friso

Preparar la pared con rastreles

Mientras el friso se seca, se puede aprovechar para preparar la pared para recibir al friso.


El friso no se coloca directamente sobre la pared, sino que tiene que ir clavada sobre unos rastreles de madera. Los rastreles son listones de madera, sin cepillar ni nada, fijada a la pared por tornillos.  En la foto podéis ver la tarea a medio terminar, aun faltan un par de rastreles por poner.

Estos rastreles tienen que estar muy firmes pues todo el peso de los frisos cargaran de ellos. El procedimiento es sencillo. Se colocan listones horizontalmente en la parte superior, inferior y un par por el centro. También deberemos rodear los bordes de las ventanas y puertas, si las hubira.

herramienta para cortar madera. ingleteadora electrica.

Colocación del friso

A la hora de empezar a colocar el friso, yo prefiero ir cortanto con forme voy colocando. De esta forma puedo ir corrigiendo pequeños errores o deviaciones de la pared.

Para la fijación del friso al rastrel, venden una chapas (enlace) que fijan el friso desde la ranura interior de forma que no queda visible ningún clavo ni tornillo.

Aunque estas chapillas son muy útiles, no son vitales. En ocasiones me he quedado sin chapas y he tenido que terminar clavando directamente el friso con un clavo y luego escondiéndolo con un poco de masilla.

El resultado es el mismo.

enchufe colocado sobre friso



Cajas de enchufes

Con forme vamos colocando el friso, iremos haciendo las cajas de los puntos de luz, interruptores y enchufes.

Para los puntos de luz sólo será necesario hacer un agujero por ponde sacar los cables antes de fijar el friso. En el caso de los enchufes e interruptores, habrá que hacer una caja cuadrada para que entre el mecanismo.

Ojo, dejad los cables alargados pues una vez puesto el friso no podréis acceder a ellos.







Moldura en L

Esquinas, bordes y detalles.

Para los bordes de la ventana usaré una moldura en forma de "L" de 34x34 en todo su perímetro. Se fija con clavillos sin cabeza para que pasen desapercibidos.

Repaso final

Ahora solo queda dar los últimos retoques. Con ayuda de un poco de masilla para madera y una espatula se repasan todos los desperfectos, agujeritos o clavos visibles. Con un poco de tinte se retocan los posibles arañazos o astillas que hayamos hecho al cortar o manipular las tiras. Por ultimo un repaso al barniz y listo.

Detrás queda el maldito yeso para siempre.

Aquí os pongo unas fotos del proceso.

colocando frisopared con frisopared con friso


Fabricando una jardinera con palets
Posted by admin on 09.03.2009

En este post vamos a hacer una jardinera para jardín o balcón utilizando trozos de madera desechada. En este caso son viejos palets que, de no haber sido reciclados por mi, su destino habría sido la quema. Ahora le vamos a dar una utilidad.

  

Dimensiones: (largo, ancho, alto)
100 x 35 x 50

Materiales necesarios:
  • 2 palets
  • Cola de carpintero
  • Clavos y Tirafondos
  • Tinte color
  • Barniz transparentes
  • Herramientas (ver lista al final)

 
La madera que vamos a emplear procede de viejos palets de obra. Para conseguirlos sólo necesitas ir a una obra y hablar con el encargado. Pídele algunos palets de los que ellos no van a retornar al fabricante. Estos palets son los que están más estropeados y puede que no podamos aprovechar todos los listones de madera.

En la mayoría de los palets, encontrareis dos tipos de listones, unos gruesos que hacen la función de separación verticial que dan la robustez a la estructura, y otros mas planos y delgados situados en la cara superior e inferior del palet. Estos últimos son los que usaremos para hacer nuestra jardinera. Necesitaremos al menos 15 listones (2 palets de doble cara).

Una vez que contamos con los palets procedemos al desensamblaje del mismo. Nuestro objetivo es extraer los listones de una pieza. Está operación es un poco tediosa al mismo tiempo que delicada. Si aplicamos demasiada presión sobre los listones los podemos destrozar. Mi recomendación es utilizar un martillo con saca clavos y mucha paciencia.

Debéis de evitar a toda costa que se queden clavos, grapas o fragmentos metálicos en los listones. A continuación sabréis el por que.


Preparación de los listones

Como ya os habréis dado cuenta, los listones de madera no están precisamente lisitos sino ásperos y deformados. Son palets de una obra y muy estropeados por el uso de toritos (elevadores de carga) y demás por tanto será necesario trabajarlos un poco antes de construir nada con ellos.

Empleando  el cepillo eléctrico rebajaremos muy levemente la superficie de los listones. Para ello usaremos la profundidad mínima que nos permita el cepillo. No puede haber ningún tipo de clavos ni piezas metálicas en la madera pues nos cargaremos las cuchillas del cepillo nada más rozarlos. Prestad mucha atención al respecto.

Cepillaremos sólo una de las caras; la que será la cara visible de nuestra jardinera.
Después haremos uso de la lijadora orbital para terminar de repasar las posibles imperfecciones del listón.

Igualaremos las dimensiones de todos los listones utilizando la sierra de mesa. Es muy probable que nos encontremos con listones con deformaciones severas. Esto puede darnos muchos problemas a la hora de ensamblar los listones. Lo mejor es descartarlos.

Bien, ahora ya está todo preparado para empezar a cortar y ensamblar.

Los medidas (en cm.)  de los cortes son:
- 4 listones de 100 x 11 x 1,5 
- 4 listones de 97 x 11 x 1,5
- 8 listines de 35,5 x 11 x 1,5

Estas medidas son aproximadas. Todo dependerá de grosor de los listones que encontréis y el tamaño de la jardinera.

Ensamblando los listones


Ya podemos cortar las maderas a las medidas concretas para armar la jardinera. Hay quien prefiere cortar todas las maderas y luego ensamblarlas, y a quien le gusta más ir cortando con forme ensambla.  En cualquiera de los dos casos, seguramente sea necesario hacer pequeñas correcciones durante el ensamblaje ya que las maderas no son precisamente de gran calidad.


Emplearemos cola de carpintero y tornillos para ensamblar los listones de la siguiente manera.
Uniremos los listones formando un rectángulo. En total realizaremos 4 rectangulos de idénticas dimensiones. Antes de seguir, dejaremos que la cola haga efecto, esto hará que la estructura sea más robusta.

Para darle un poco de gracia a la jardinera, vamos a añadir unas tiras de 1cm x 1cm. entre cada uno de los rectángulos. Haremos un marco en la parte superior de los listones pegada a la parte interior. Conseguiremos un efecto muy clásico e idóneo para una jardinera rústica. Los uniremos usando cola y clavos. Está operación la realizaremos en cada uno de los rectángulos, salvo en el superior ya que es donde coloramos un remate en el borde.

Ahora es cuando superpondremos cada uno de los rectángulos. Todos deben quedar bien asentados. Para unir los rectángulos entre sí, usaremos cola junto con unas piezas de madera colocadas transversalmente. La uniremos con tornillos y cola en la cada interior de la jardinera, así no se verá nada desde fuera. Colocaremos dos por cada cara.

El Remate superior y la base


Para el  remate superior,  cortaremos un par de tablas de 4 cm de ancho con la sierra de mesa y las ensamblaremos en ángulo de 45º (el inglete de toda la vida). Para ello usaremos la ingleteadora. Fijaremos las maderas con cola y clavos. Esta parte de la jardinera es la que solemos agarrar durante el transporte de la misma, así que aseguraros que la cola está bien seca antes de mover la jardinera.

La base, simplemente es cerrada usando los listones que os queden, no es necesario que quede bien pues no lo verá nadie.

Para separar la jardinera del suelo, le podemos colocar tres listones gruesos a modo de patas, atornillados a los bordes de la jardinera.

Tinte y Barniz

Ya está casi terminado. Sólo nos falta tintar la madera con el tono mas apropiado y unas buenas capas de barniz.

Usaremos Tinte. No confundáis el "tinte" con el "barniz tinte" pues son productos totalmente distintos.

El tinte es un pigmento disuelvo en una solución alcohólica que penetra profundamente en la madera, aportando color pero sin ocultar sus vetas y texturas. Además, tiene otras propiedades que protegen a la madera frente a la humedad y las inclemencias del tiempo, previene la aparición de hongos, etc. El tinte no impermeabiliza la madera por lo que siempre hay que aplicar un barniz transparente al final.

Para este trabajo, voy a utilzar el tinte color sapelly. Unicamente aplicaré una mano para no oscurecer mucho la madera. Por si no lo sabéis, el tinte es acumulativo. Es quiere decir que contra más manos apliquemos, más oscuro e intenso será el color de la madera. Si no queremos meter la pata, lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante.

 Como protección final aplicaremos un barniz transparente para barcos. Este barniz está especialmente creado para soportar ambientes marinos  y climas agresivos. Un par de capas estará bien. Aplicar tanto por dentro como por fuera y sed generosos allá donde veáis grietas o poros profundos.

Una vez seco el barniz ya sólo nos queda colocarla en su ubicación final e introducir tierra o macetas.

Aquí os dejo un despiece para que os sirva de guía.  [ Descargar PDF ]

Lista de herramientas utilizadas

  • Sierra de mesa
  • Ingleteadora
  • Taladro
  • Lijadora orbital
  • Cepilladora
  • Martillo
  • Presillas (sargentas)


Página 1 de 1