Como cortar botellas de vidrio


Hay varias formas de cortar botellas de cristal y de entre todas estas formas, mi preferida es la que os voy a explicar en este post. Se trata de un corte preciso con corta vidrios.

Aunque cortar botellas no es un cosa que hagamos todos los días, es interesante saber como hacerlo ya que tiene muchas aplicaciones decorativas. El corte botellas de cristal no requiere de complejas herramientas ni tampoco gran destreza.

Siempre que hablemos de cortar o manipular cristal hay que tener especial cuidado con las manos y los ojos. Debéis usar siempre gafas de protección y guantes gruesos.

La botella


Con este método se puede cortar cualquier tipo de botella, independiente del grosor del cristal, siempre y cuando, tenga una superficie lisa por donde aplicar el corta vidrios.


Por donde cortar

Es mucho más fácil cortar la botella por su parte mas plana. En zonas redondeadas, como la curva del cuello, puede llegar a ser muy complicado mantener una línea recta durante el corte.


Material necesario

  • Una botella (es evidente).
  • Un corta vidríos.
  • Un rotulador indeleble.
  • Un tornillo de banco (opcional).
  • Una vela ó similar.
  • Un cubo con agua.
  • Una amoladora, dremel o similar.

El procedimiento

Bien, lo primero es marcar una línea guía para saber por donde vamos a cortar. Yo lo hago de la siguiente forma: Coloco el rotulador en el tornillo como en el dibujo y luego hago rotar la botella 360º sobre él.

Si disponéis de tornillo de banco, el procedimiento es sencillo pues podéis contar con las dos manos para manipular la botella. En caso contrario hay que hacerlo a pulso y necesitas algo más de destreza.


Una vez marcada la línea, quitamos el rotulador del tornillo y ponemos el corta vidrios en su lugar. Ahora, con decisión y calma, repetimos el mismo proceso que con el rotulador. Hay que hacer presión contra el corta vidrios al tiempo que vamos rotando la botella 360º. Poco a poco y sin prisa, vamos ajustando el corte para que el inicio coincida con el final. Si no conseguís que coincida lo que puede ocurrir es que parta mal el cristal, no obstante, eso lo podréis corregir mas tarde con la amoladora.


OK, ya tenemos el corte. Ahora hay que usar una vela o un mechero de alcohol. Tenemos que calentar con la llama justo por la zona del corte que acabamos de dar.

Giraremos la botella lentamente sobre la llama para que se caliente de la forma más uniforme posible. Esto lo haremos durante un minuto o dos, dependiente de la llama que tengáis y del grosor del cristal. Con forme va calentándose, se puede observar como el cristal va partiendo y se escucha como cruje. Una vez transcurrido este tiempo, introducimos la botella en el cubo de agua.

Si tenéis suerte, veréis como la botella de fragmenta justo por zona del corte sin necesidad de tener que hacer nada. En otras ocasiones, es necesario ayudar a que parta aplicando un poco de torsión mientras esta dentro del agua.


En caso de que ni así parta, puede ser que necesite algo más de calor, así que habría que volver a calentar hasta conseguir que funcione.


Terminación


Para finalizar, hay que repasar el corte con una piedra amoladora ya sea usando una dremel o cualquier otra herramienta similar. Este paso es importante pues haremos que el borde sea más romo y no nos cortemos al tocarlo.

En la foto se puede ver la diferencia entre un borde reciente hecho y otro ya repasado.

Este tipo de corte lo podremos hacer con botellas de vino, de champán, cerveza, da igual. Incluso podemos hacer anillos de cristal.

Como veis es muy sencillo. En cualquier caso, tened cuidado siempre que trabajéis con cristal.

<<Anterior PostSiguiente Post>>
Como independizar un SEQ-HD4800 Revestir una pared con madera