Dificultad:3 Stars
Coste:1 Stars

Una simple y tosca cajita de madera de pino puede convertirse en una bella caja gracias a la técnica del chapado.

La técnica del chapado consiste en adherir una fina lamina de madera noble sobre otra madera de peor calidad como el aglomerado, DM ó MDF. Está técnica permite abaratar el coste de construcción de muebles. Las fabrican con madera de roble, haya, sapelly, nogal, etc tanto naturales como pre-encoladas.

El chapado también se usa para hacer dibujos y formas combinando diferentes tipos de madera y ángulos de las vetas. Otra ventaja de las láminas de chapa es su gran flexibilidad y adaptabilidad a superficies curvas.

Caja de madera

La caja

La caja es como un pequeño cofre hecha de pino y tapa biselada. He usado usado una chapa de madera de sapelly natural.

Lo primero es medir cada cara exterior de la caja y cortar la piezas de chapa. Las chapas han de cortarse un poco mas grande que la superficie que vamos a chapar. Con dar un par de milímetros mas de ancho y largo es suficiente.

¿Cómo cortar la chapa?

Es muy importante cortar las chapas siempre al mismo sentido de la veta para que su dibujo continúe en la misma dirección en cada una de las caras. Esto creará la sensación de que la caja está hecha con una pieza maciza.

detalle del chapado

cortando chapado

Para cortar con facilidad las láminas de madera yo uso cinta de carrocero y un cutter. Os preguntareis ¿Cinta de carrocero? Si. El motivo es que cuando cortamos la chapa puede que no coincida con la veta natural de madera, en ese caso el corte puede abrir la madera haciendo que parta por mal sitio. El truco consiste en pegar la cinta de carrocero sobre la línea de corte y cortar al mismo tiempo la cinta y la chapa. El adhesivo de la cinta evita que la madera se abra por la veta mientras se pasa la cuchilla. Una vez cortada sólo hay que retirar la cinta y listo.

Pegado

Se puede usar cola blanca pero yo prefiero la cola de contacto porque seca antes y no humedece la madera.

encolado

 

Hay que extender la cola por superficie usando una paletina ó espátula sobre la superficie a chapar. Después de dejar actual la cola durante unos segundo. Presionar la chapa previamente cortada sobre la superficie encolada. Hay que asegurarse que está totalmente en contacto.

 

 

 

presionado la chapa a la colaCon ayuda de un martillo de chapar ó en su defecto un trozo de madera, se frota toda la superficie haciendo presión hasta que no quede aire entre la chapa y la superficie. Despues dejar secar unas horas (seguir las instrucciones del fabricante de la cola)

 

 

 

 

 

eliminando sobrantes con lima

 

Para eliminar la chapa que sobra por los bordes ha de usarse una lima fina. Se pasa por los bordes aplicando sólo el movimiento de empuje para evitar despegar la chapa.

 

 

Todo este procedimiento (pegado y limado) hay repetirlo en cada una de las caras.

 

 

replanteo del chapado de la tapaCombinado distintos ángulos

Como comenté al principio, la tapa es biselada. Esto nos invita a hacer alguna gracia aprovechando los diferentes ángulos y la vetas de la madera.

Este es el replanteo que he utilizando para la tapa. Las flechas indican el sentido de la veta. Haciendo esto se consiguen deferentes brillos de la madera según le incide la luz consiguiendo un efecto muy bonito.

El procedimiento es el mismo que los laterales, con la salvedad de que en está ocasión los cortes de la chapa han de ser exactos para que encajen perfectamente las unas con las otras.detella del chapado

Lijado y barnizado

Usando una lija fija se repasan todas las superficies y las esquinas. Ha de hacerse siempre con suavidad para evitar desprender sin querer algún fragmento de la chapa.

Yo he usado un par de  capas de barniz sintético brillante. Lijando suavemente entre capas para un mejor acabado.

Para finalizar he colocado las bisagras y unos remates en latón que terminan de darle el toque de gracia.

Caja de madera chapada