Horno de cilindro casero

Dificultad:3 Stars
Coste:2 Stars

Un horno de cilindro, tal como su nombre indica, es cilindro de metal con un orificio superior y dos puertas, una inferior y otra superior. La puerta inferior es para depositar la leña o carbón, y la superior para colocar aquello que queremos cocinar. Es ideal para cocinar patatas asadas, ahumar, etc.

Para fabricar un horno de cilindro, sólo necesitas un cilindro de metal cerrado.

Hay que aprovechar lo que tengas a mano

He reciclado el depósito de un viejo calentador eléctrico estropeado. En la fotografía podéis ver lo que queda del calentador después de quitar los plásticos, poliuretano expandido y las partes eléctricas.Depósito de un acumulador eléctrico
Los calentadores de agua tienen un deposito de metal en su interior que, por acción de la corrosión, se pican y fugan agua. Esto lo inutiliza de forma irreversible pero, en está ocasión, ese deposito es perfecto para fabricar un horno cilíndrico. Ahora os iré comentando, paso a paso, cómo fabricar un pequeño horno muy parecido a un cilindro peruano.

Las puertas

Replanteo de cortes para el horno de cilindro

En primer lugar vamos a replantear donde colocar las puertas. No es necesario que os diga las medida, simplemente debéis tener en cuenta que la puerta superior es mayor que la inferior y que entre ambas hay que dejar es espacio suficiente para instalar un separador o rejilla.

El corte de las puertas una de las tareas más delicadas del proyecto. No disponemos de más metal del que ya tenemos en el depósito; no hay margen de error. Los cortes han de ser precisos y lo más finos posible.
En trabajos precisos, suelo utilizar una amoladora pequeña, comúnmente llamada radial, con un disco de corte de 1.5mm de grosor.

Amoladora y gafas de protecciónDetalle del corteUsad siempre gafas de protección y guantes cuando utilicéis la amoladora.

Soldar las bisagras y el tirador

Ahora toca soldar una bisagra en cada puerta. Esto puede variar según sea la bisagra que tengáis. Yo he usado un par de bisagras de metal para soldar. Simplemente hay que hacer una pequeña mueca para encajar el ala a de bisagra. Así no chocará con la puerta al cerrarse.

Rebaje para la bisagra de la puerta del horno de cilindro

Para poder abrir las puertas podemos soldar unas palometas de metal a modo de tirador. Cuando escojáis que tirador poner, debéis tener en cuenta que, como las puertas alcanzarán altas temperaturas, no se pueden usar materiales combustibles ni plásticos.

Horno de cilindro con las puertas ya colocadas Detalle de la palometa de la puerta del horno de cilindro

Colocar el separador

El separador ideal sería un rejilla de metal. Puede usarse las misma que se usa para las barbacoas. La colocaremos entre las dos compuertas. Usaremos la amoladora nuevamente para cortar la rejilla para que encaje en el interior del cilindro. Se puede soldar o atornillar.

Ya está terminado nuestro horno de cilindro. No necesita pintarse ni nada. Se pueden soldar unas patas o soporte, asas para el transporte o lo que mejor se adapte a donde lo instaléis. Yo lo uso sobre una barbacoa portátil.

Horno de cilindro con la rejilla ya colocada

Ahora sólo queda meter la leña en la compuerta de abajo, las patatas envueltas en papel de aluminio en la de arriba y a disfrutar de unas patatas asadas.Horno de cilindro casero