Navaja multiusos

 

Dificultad:2 Stars
Coste:1 Stars

Las navajas multiusos, también conocidas como navajas suizas, son unas de mis herramientas preferidas. Al disponer de múltiples herramientas, pueden usarse casi para cualquier cosa e infinidad de lugares.

Hace años, compré esta navajas multiusos muy barata. La hojas de metal siempre han respondido muy bien al corte y las herramientas también funcionan perfectamente, pero las cachas están hechas de plástico de mala calidad y se despegan con frecuencia. Harto de pegarlas cada poco tiempo he buscado una solución definitiva.

El material

Lo primero es buscar el material de reemplazo. La madera es ideal pues es fácil de trabajar, tiene buen agarre y siempre me ha gustado trabajarla. Un trozo de madera sobrante de 3 milímetros de grosor es perfecto.

El patrón

Con una de las cachas haremos el patrón de corte. Se puede usar un papel, así podremos dibujar las dos líneas de cortes con el mismo patrón.

patrón en papel

 

Patrón de corte

Perfilado

Utilizaremos una segueta o una sierra de calar para cortar la madera siguiendo el patrón.

Corte y perfiladoYa con las cachas cortadas, eliminamos las imperfecciones del corte e igualamos las cachas. Yo prefiero usar una lima gruesa para dar el redondeo de los bordes y eliminar los defectos más destacados, y después, con ayuda de un papel de lija de grano fino, lijamos hasta conseguir una superficie suave al tacto.

Ya tenemos las dos cachas de madera. Para que la madera quede perfectamente pegada a la navaja, es importantísimo conseguir la mayor superficie de contacto posible. Si os fijáis en la navaja, tiene unos pequeños remaches que sobresalen sobre la placa de metal, esto hace que las cachas de madera queden separadas de la navaja. Hay que solucionar este inconveniente. Estos remaches no podemos rebajarlos pues se nos desmontaría la navaja, así que la única opción es practicar unos rebajes en la madera justo donde toca cada remache.

rebaje de los puntos de contacto

Un truco para saber exactamente donde toca cada remache, es pintar la cabeza del remache con un poco de esmalte para uñas. Antes de que se seque la pintura, presentamos la madera en su posición definitiva y presionamos ligeramente. Al retirar la madera veremos los puntos donde han tocado los remaches.

Prueba de tintesEl acabado

Ya está acabada la parte mecánica de este proyecto. Ahora nos toca escoger el acabado. Podemos usar tintes al agua, al disolvente, color castaño, nogal, cerezo, y un sin fin de colores y combinaciones. Todo es cuestión de gusto. En mi caso, yo he escogido el nogal.

Cacha tintada en nogalEn proyectos anteriores hemos tratado el tema del tinte, así que no es necesario que entremos en más detalles.
Después de tintar y dejar secar bien, aplicamos varias capas de barniz acrílico transparente, dejando secar entre capas.

Para finalizar pegamos las cachas con cola de contacto o con algún adhesivo multiuso como el Supergen.
Ya tenemos finalizada la mejora de la navaja. Además de solucinar el problema de las cachas, hemos mejorado de forma notable el aspecto de la navaja multiusos.

Navaja multiusos mejorada