Dificultad:2 Stars
Coste:0 Stars

Ordenando el trastero he encontrado un par de altavoces que guardé hace mucho tiempo. Por culpa de un mal almacenaje, las membranas están totalmente rotas y ya no tiene solución.

Los voy a tirar, pero antes recuperaré un pedazo de imán permanente que tiene. Como supongo que ya sabrás, la mayoría de los altavoces cuentan con un imán permanente para hacer vibrar la bobina que tiene adosada a la membrana de cartón.

Este imán suele ser proporcional a la potencia del altavoz. Este que tengo es bastante potente.

altavozroto2

altavozroto3altavozroto4

Desmontando el altavoz

Empezare retirando la destrozada membrana en plan bruto, vamos, arrancándola de un tirón. Si los terminales no salta por si solos, pues se cortan y listo.

Ya podemos ver la parte superior de la bobina, esta vez usaré un cutter para cortar la fibra para extraer toda la bobina. Esta bobina tiene muy poco cobre así que no la aprovecharemos.

Ya tenemos el altavoz sin piezas móviles. Sólo el hierro y el imán.

Con ayuda de un varilla de acero y un martillo, sacaré la pieza central del altavoz. Esto no siempre el posible pues algunos modelos están soldados, en cuyo caso, omitiremos este paso.

La extracción del imán.

Esta es la parte delicada pues el imán es relativamente frágil. Se puede quebrar con facilidad y eso sería una faena. Por tanto, procederemos con delicadeza y paciencia.

Empleando un destornillador plano y delgado, iré separando el adhesivo de la placa de metal superior. Está muy duro por lo que voy a tener que usar un martillo darle golpecitos. Como me pase de fuerza cascaré el imán.

Ya tenemos el imán casi listo. Ahora a que repetir la misma operación pero introduciendo el destornillado en la placa de abajo.

Listo!!, ya tenemos un imán potente para nuestros experimentos.

   altavozroto5altavozroto7altavozroto6

altavoz-iman2Un último detalle

Tened cuidado al juntar imanes de esta magnitud pues os puede pasar como a mi. Sin darme cuenta tenía un dedo en mal sitio y al juntarlo me ha dado un pellizco que he visto las estrellas. Tendré el dedo morado un tiempo. 😉