veleta_rota

Dificultad:3 Stars
Coste:2 Stars

Esta veleta la he visto en el tejado de casa desde que nací. Hace ya mucho tiempo que no gira pues la corrosión terminó con el rodamiento hasta el punto de desprenderse el brazo indicador.

La veleta consta de un mástil de 1,8 cm. de diámetro y unos 60 cm. de largo sobre el que se sueldan los distintos elementos tales como las varillas con los puntos cardinales, la veleta propiamente dicha (flecha indicadora de dirección) y por supuesto las partes decorativas de la misma. En este caso, la cola de la flecha es una figura de un gallo de chapa que también hizo falta reparar.

veleta_rota4Cortar el mástil

Para sacar la veleta no me quedo mas remedio que cortar el mástil. Fue imposible extraer el aro exterior del rodamiento de la veleta. La opción mas sencilla fue hacer un corte a la altura del rodamiento para ocultar la unión del nuevo el mástil.

 

 

Extracción del rodamiento roto

El antiguo rodamiento estaba totalmente destrozado. No quedaba ni una sola bola. La corrosión hizo estragos sobre él, dejando tan sólo el aro exterior e interior tal y como podréis observar en la fotografía. El aro exterior estaba soldado a la veleta por dos puntos así que hubo que echar mano de la radial para desbastar los puntos de soldadura. Hecho esto, fue sólo cuestión de aplicarle un golpe seco y saltó sin mas complicaciones.

veleta_rota5

veleta_rota6

Colocar el nuevo rodamiento

Estuve buscado un rodamiento de similares características al original pero no fue fácil. Pude encontrar este que os muestro. Tiene un diámetro interior de 2cm. Como recordaréis, os comenté que el mástil mide 1,8 cm. de diámetro, por lo fue necesario utilizar una pequeña sección de tubo de 2cm de diámetro exterior a modo de adaptador entre el rodamiento y el mástil.

 

veleta_rota2Este gallo perdió sus patas

Las patas del gallo estaban rotas y posiblemente se seguirán partiendo en el futuro. Para dar una solución algo mas duradera, he reforzado la unión, soldándole un par de varillas de hierro por ambos lados de las pata. Ya no se no se partirán tan fácilmente.

El ensamblado

Con unos puntos de soldadura basta para que todo quede perfecto, pero antes hay que asegurarse que la veleta estaba bien equilibrada. Hay que comprobar que el mástil esté recto y que la veleta este perpendicular a este, en caso contrario nos dará dirección del viento errónea. Si hacemos girar la veleta y vemos que siempre tiende a apuntar al mismo sitio (se entiende que en ausencia de viento), es posible que no este bien nivelada.

veleta_rota9Retoque final

Con ayuda de una lijadora limpié el oxido. También se puede usar la radial con un disco de lijar aunque es mucho mas difícil de llegar a las esquinas. En cuanto a la pintura, procedí a darle una capa de minio o pintura anticorrosión y un par de manos generosas de esmalte sintético negro. Es importante que las soldaduras queden bien protegidas.

Ya está reparada mi veleta. Ya sólo queda subirse al tejado para colocarla en su lugar.

 

Chapado en sapelly

Una simple y tosca cajita de madera de pino puede convertirse en una bella caja gracias a la técnica del chapado. La técnica del chapado consiste en adherir una fina lamina de madera noble sobre otr ...

Revestir una pared con madera

He decidido colocar friso en las pareces de esta habitación. En este post os mostraré como preparar la pared y como colocarlo. El friso El friso son listones de madera con terminaciones machihembrad ...

Fabricando una jardinera con palets

En este post vamos a hacer una jardinera para jardín o balcón utilizando trozos de madera desechada. En este caso son viejos palets que, de no haber sido reciclados por mi, su destino habría sido l ...